9 tips para mejorar tus finanzas empresariales

9 tips para mejorar tus finanzas empresariales

Generar estrategias para obtener más ingresos y mejorar las finanzas empresariales siempre será el centro de atención de los empresarios. Su importancia reside en que a partir de ellos se pueden tomar decisiones. De ahí que la optimización en la gestión de dinero de tu empresa es fundamental.

1. Ten un plan

Para empezar, debes partir de tu realidad actual. Para esto pueden servirte las siguientes herramientas: Razones financieras, análisis vertical y horizontal y el análisis de flujo de efectivo.

Estas herramientas tienen como objetivo identificar puntos fuertes y débiles en tu empresa, para quien lo revise tenga una visión amplia del manejo financiero de la empresa.

Debes tener un presupuesto sobre cómo manejar tus gastos, tus ingresos y egresos de tu empresa. A partir de esto tu podrás tomar decisiones financieras. Apegarte a esta planeación y actualizarla según tus necesidades es importante para mantener controladas tus finanzas empresariales.

Es importante que siempre tomes en cuenta factores como el interés, la inflación y los tipos de cambio para prever cualquier situación. Es recomendable, por tanto, que en tu empresa exista un encargado de revisar continuamente los medios de comunicación para hacer proyecciones sobre estos cambios.

Llevar un registro diario sobre los gastos y el dinero que obtienes puede ser la base para administrarte. Ya que te permite planear cómo pagar deudas y pagos pendientes, por ejemplo.

Respeta el tiempo marcado para pagar tarjetas de crédito o adeudos. El que llegue una racha importante de ventas y de ingresos no significa que es tiempo de gastar. Sin tomar en cuenta que se puede pasar por una etapa difícil de un momento a otro en el que se necesite dinero.

No pagar a tiempo ocasionará que multen a tu empresa o que aumenten los intereses.

Debes tener el conocimiento actualizado sobre la cantidad necesaria para que sobreviva la empresa en caso de suceder una contingencia, con el objetivo de no gastar más de la cuenta.

Extraer más recursos de lo que una empresa es capaz, puede tener como consecuencia la quiebra de ésta. Hay que poner atención en cuidar los egresos e incrementar los ingresos de las ventas.

Tu plan debe incluir también metas, relacionadas con adquirir ingresos y nuevos clientes. Después puedes diseñar planes para un año, tres, hasta diez, si así lo planteas.

2. Sal de tu zona de confort

A veces la manera más fácil de mejorar tus finanzas personales es sólo poniendo tu atención en trabajar. Esto significa tomar proyectos extras y encontrar nuevas maneras de recibir ingresos.

Una vez habiendo hecho eso y consiguiendo tiempo de sobra, debes enfocar toda tu atención en formas para hacer mejor tu trabajo y con esto mejorar tus finanzas.

Ahorrar energía se traduce en ahorrar dinero lo cual puede suceder al implementar cambios en el comportamiento y usando equipo que sea más eficiente. Es una de las formas más sencillas de reducir costos.

3. Asegúrate que te paguen a tiempo

Tus negocios pueden tener problemas por un pago atrasado de un cliente. Para reducir el riesgo de un pago atrasado o, peor aún, de que no exista ese pago, debes asegurarte que los términos y condiciones sean evidentes desde el comienzo.

Usar un sistema de administración de crédito automatizado puede ayudarte a darle seguimiento a las cuentas de los clientes.

4. Acelera el proceso de facturación

También debes emitir rápidamente las facturas que sean claras. Los negocios no se pueden dar el lujo de que las facturas no se paguen por largos periodos de tiempo.

La mejor manera en la que podemos asegurarnos de que los clientes paguen a tiempo es acelerando este proceso. Al enviar sistemática y rutinariamente las facturas, verás beneficios significantes en términos de qué tan pronto tus facturas son pagadas en su totalidad.

5. Preocúpate por tu equipo

Una de las maneras de mejorar las finanzas es al reiniciar las juntas con tu equipo. Las relaciones con tu equipo pueden deteriorarse si no existe comunicación con los miembros.

Lo que puede ocasionar que los pagos no se realicen a tiempo, que proyectos queden estancados y facturas sin emitir. Las juntas pueden hacer que todos estén coordinados, sepan de las cosas que se han hecho y las que están por hacer.

6. Ataca problemas en cuanto surjan

Siempre es estresante cuando surgen problemas financieros en un negocio, pero siempre hay gente experta que te puede ayudar a deshacerte de ellos antes de que sea difícil de controlar. Lo mejor es que busques quién te asesore lo antes posible.

Hay algunos pasos iniciales que pueden hacer que minimices el impacto como eliminar los problemas prioritarios primero y realizar una evaluación para mejorar la administración del flujo de efectivo.

7. Mejora tu atención al cliente

Plataformas digitales como redes sociales le da a los clientes una voz más fuerte y más control en cómo desean ser tratados. El servicio al cliente está convirtiéndose en un aspecto determinante para el éxito de una empresa.

Un servicio de alta calidad puede lograr que las personas difundan el valor de la empresa, que rinda mejor el dinero invertido por cliente y la frecuencia de interacción con ellos.

Algunas formas de mejorar el servicio a clientes de bueno a excelente incluye dejar que tus clientes te conozcan personalmente, siempre estar dispuesto a sus necesidades y ofrecer servicios exclusivos.

8. Compara tus resultados

Medir el rendimiento de tu empresa con el de los competidores te brindará un entendimiento completo y valioso de la situación financiera de tu empresa y su potencial.

Podrías, por ejemplo, encontrar competidores que gastan menos en proveedores o en staff, lo cual te podría ayudar a reducir costos y aumentar ingresos.

Una comparativa exitosa incluye varios pasos, como identificar competidores y tendencias en tu mercado, perfilando tus objetivos y comparándolos con tu plan de marketing, monitoreando tus resultados y ajustando tu estrategia conforme avanzas.

Mejorar la situación financiera depende de ti: el líder del negocio. Así que elimina alguna actividad superflua y enfócate en reforzar tus finanzas empresariales.

9. Contrata personal

Esto puede sonar contradictorio para mejorar tus finanzas empresariales, pero trabajadores flexibles, como freelance, pueden hacer que escale tu negocio cuando necesitas enfocar tus energías en actividades para ganar dinero.

Los trabajadores freelance no están bajo ningún contrato, así que si no funciona esta forma de trabajo para ti, siempre podrás prescindir de sus servicios.

Esperamos que estos tips te funcionen para tener una mejor salud financiera. Ahora solo te queda evaluar cuál de ellos llevarás a cabo. Estamos seguros de que tendrás éxito empresarial. En Cualli contamos con expertos en finanzas empresariales que pueden ayudarte a tomar las mejores decisiones en la materia. Conoce nuestros créditos empresariales y mejora la salud financiera de tu compañía.

1 comentario

Deja un comentario