Apalancamiento financiero: funcionamiento, riesgos e importancia

Uno de los conceptos que más se emplean dentro del entorno empresarial es el apalancamiento financiero. Pero ¿en qué consiste este término?

El apalancamiento financiero en las empresas

Este concepto consiste en usar el endeudamiento a modo de herramienta, para tener acceso a mejores oportunidades de inversión en el mercado financiero y así, optimizar el capital de la empresa.

Con el apalancamiento financiero, las empresas invierten capital propio y prestado (al solicitar un crédito), para generar más ganancias, aprovechando adecuadamente los activos de la empresa y financiación solicitada. Básicamente, su uso se basa en invertir una mayor cantidad de dinero del que se dispone en realidad para multiplicar la rentabilidad de una operación.

Cálculo del apalancamiento financiero

Por lo general, se utilizan unidades fraccionadas para medir el grado de apalancamiento financiero. Para ejemplificar, un apalancamiento representado en 3:2, por cada 3 pesos invertidos, 2 son de deuda. 1 peso sería el capital propio.

Para obtener el razón de apalancamiento, se toma en referencia la siguiente fórmula:

Fórmula del Apalancamiento Financiero

Donde:

  • Activo es el valor total de la inversión.
  • Fondos propios son los recursos propios invertidos.
  • BAT es el beneficio antes de impuestos (también conocido por BAI o EBT por sus siglas en inglés) .
  • BAII es el beneficio antes de intereses e impuestos (también conocido por BAIT o EBIT por sus siglas en inglés).

Si el resultado es mayor a 1, quiere decir que la operación será rentable, pero si se obtiene un resultado inferior a 1, no es conveniente emplear el apalancamiento financiero.

Funcionamiento

Mediante un caso práctico, se puede explicar con mayor facilidad su funcionamiento:

  • Una empresa vende 30,000 medicinas en un mes con una sucursal y quiere aumentar sus ventas. 
  • Dispone de un fondo propio de inversión de $200,000.
  • Por separado solicita un crédito por $800,000 pesos. 
  • Comprar 20 motocicletas para aumentar la capacidad de reparto.

Después de un año el servicio de reparto que implementó la empresa hizo que crecieran las ventas hasta las 100,000 medicinas vendidas al mes.

Si cada medicina deja una utilidad de 10 pesos, estamos hablando de una ganancia de 1 millón de pesos.

La empresa habrá conseguido un aumento de 70,000 medicinas extras vendidas al mes con lo que puede pagar $800,000 del crédito solicitado, más los intereses generados (suponiendo unos $100,000).

Aún le quedarán $100,000 pesos de ganancias, convirtiéndose en una inversión con rentabilidad superior.

Si reemplazamos los datos en la fórmula anterior, tomando en cuenta sólo el beneficio ganado, sin calcular impuestos para hacer un ejemplo simple, tenemos:

En este caso hipotético y simple (insisto), tendremos una razón de apalancamiento de 5 (generalmente se obtienen razones entre 0 y 2 puntos, ej. 1.2, 1.7, 0.9), por lo cual se confirma que la inversión será rentable.

El trabajo de la empresa ahora será conservar y aumentar el nivel de venta el siguiente año.

Entonces, ¿cuáles son los riesgos del apalancamiento financiero?

Debido a que este método financiero utiliza las deudas propias, si en determinada circunstancia las operaciones no salen de la manera prevista, la empresa podría enfrentarse a un estado de sobreendeudamiento que termine por afectar su rentabilidad, llegando prácticamente a la insolvencia. 

Entre más alto sea el nivel de apalancamiento, se puede multiplicar la rentabilidad o la deuda.

Diferencia con el apalancamiento operativo

Es importante no confundir términos. Si bien ambos apalancamientos suponen mayor rentabilidad para la empresa, el operativo se utiliza para aumentar las utilidades operativas a través del impacto que ejercen los costos fijos (equipamiento, maquinaria, etc.) sobre los costos variables (insumos, recursos humanos, etc.).

En conclusión, el apalancamiento financiero puede brindar grandes beneficios para la empresa, pero también, generar deudas que afecten la estabilidad financiera.

Deja un comentario