Calcular capacidad de pago para un crédito empresarial

Para que las empresas crezcan es muy común que soliciten algún crédito. Sin embargo, que una empresa incurra en endeudamiento no es algo que debe ser tomado a la ligera. Una mala decisión puede significar el colapso de la salud financiera de la entidad.

Así que la primera recomendación es que se debe buscar que la deuda se destine a a la implementación de acciones que vayan a retribuir de manera directa en el crecimiento de la empresa. Es decir, se debe buscar generar utilidad a partir de lo que se invierta con la deuda.

Es necesario que se contemplen todos los detalles posibles de esta operación, siempre buscando que sea un movimiento exitoso. Uno de los campos en los que se debe estar completamente seguro de que la empresa está preparada para la deuda.

Para saberlo con certeza se deben llevar a cabo diferentes análisis. Uno de los más importantes es el de calcular la “capacidad de pago”. Se trata de un estudio que se hace para conocer las posibilidades de que una empresa pueda cubrir las deudas.

Las deudas a corto plazo se espera que sean cubiertas con el uso de activos corrientes. Es decir, el flujo de efectivo y las cuentas por cobrar.

Cómo dueño de la empresa, ¿cómo calcular mi capacidad de pago?

Cualquier empresa necesita que sus activos financien el capital permanente. Esto para que no dependan de financiación externa. Una empresa que enfrente la exigencia de sus acreedores para reponer las deudas en el corto plazo puede poner a cualquier compañía en serios problemas si no se cuenta con una buena capacidad de pago. Es por ello por lo que se usa el capital circulante para conocer la solvencia de la empresa en el corto plazo. 

Se debe iniciar el cálculo antes de pedir un préstamo. Hay que buscar tener claro si la empresa puede contar con la cantidad de dinero que financié la operación, es decir, contar con los recursos necesarios para poder operar de forma habitual y conocer la capacidad de cumplir con sus obligaciones de pago. 

En términos simples, la capacidad de pago es la cantidad de ingresos que se pueden destinar al pago de deudas, es decir que se trata de la cantidad de dinero disponible después de descontar todos los gastos.

Se deben sumar todos los ingresos. Y además sumar los pasivos (gastos deudas). El total de ingresos debe ser restado por el total de pasivos y el resultado (que debe ser positivo) debe mostrar la cantidad con la que se dispone para solventar el pago de una deuda.

Hacer este cálculo es de suma importancia, puesto que además de mostrar la viabilidad de endeudamiento de una empresa, la mayoría de las ocasiones será una de las condiciones del banco para poder otorgar el crédito, ya que estos datos formarán parte del análisis de riesgo que se haga para decidir si es candidata para recibir el crédito. 

Por citar un caso ficticio, tenemos una empresa que busca un crédito para crecer primero calculará sus ingresos mensuales sumando todos sus entradas de dinero. Después identificará y sumará sus deudas actuales y las cuotas de pago de ellas. 

Con estos cálculos la empresa podrá tener pleno conocimiento de su situación crediticia y estar al tanto de su capacidad de endeudamiento.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: