¿Cómo hacer una cancelación de hipoteca?

Para poder alcanzar el sueño de tener un bien inmueble o ayudarle a una empresa a crecer, se cuenta con un tipo de financiamiento que puede ayudar a hacerlo tangible. Las hipotecas son un tipo crédito que incluye como garantía de pago el valor de un inmueble.

Este tipo de financiamiento permite recibir una determinada cantidad de dinero por parte de una entidad financiera a cambio del compromiso de devolverlo en un tiempo determinado, más los intereses que se hayan generado durante ese lapso. Los pagos se realizan mediante amortizaciones periódicas, generalmente mensuales y tienen como particularidad que la duración de la misma es variada, en el entendido que puede abarcar tres, cinco o hasta diez años, por lo que estamos hablando de un contrato de largo plazo.

¿Cómo se hace la cancelación de hipoteca?

Para todos los créditos hipotecarios, ya sean de empresas o de personas físicas, el haber concluido con los pagos estipulados no implica que el trato haya finalizado. Es necesario realizar un trámite adicional: la cancelación de hipoteca.  La cual debe llevarse ante el Registro Público de la Propiedad y Comercio con la ayuda de un Notario Público, quien contactará al acreedor para solicitar constancia e instrucción de que la misma ya se encuentra liquidada y procederá a emitir una escritura pública, la cual se ingresará a Registro Público, con el fin de hacer de su conocimiento que la misma debe levantarse sobre inmueble que ha servido para garantizar el pago. Dicho trámite conlleva un costo el cual dependerá de los honorarios del Notario y los derechos que según correspondan a pagar a Registro Público por el trámite. 

Todo se debe a las reglas del crédito, pues cuando se firmó el contrato de crédito hipotecario un inmueble debe de quedar como garantía de pago. En el caso de las hipotecas de las personas físicas, es común que el mismo bien que se está comprando quede como aval de la hipoteca. En el caso de los créditos empresariales, el financiamiento pudo haber sido utilizado para hacer crecer la empresa.

La mayoría de los trámites para liberar una garantía en organismos Bancarios, Sofomes y Sofoles son muy parecidos; sin embargo, cada una de las organizaciones puede tener políticas específicas y procedimientos distintos.

Es altamente recomendable que, al terminar de los pagos del crédito, se acuda a el organismo que otorgó el crédito y se pregunte por la documentación y el proceso necesario para recibir la liberación.Por ley, las organizaciones financieras tienen la obligación de entregar la escritura de la propiedad después de haber pasado por los trámites notariales y del Registro Público de la Propiedad, y que ya está libre de cualquier tipo de gravamen.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: