Tipos de crédito para empresas

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Para la mayoría de los mexicanos, las empresas son el motor del crecimiento económico, es decir, que consideran que una de las claves para la prosperidad y el desarrollo se debe a lo que puedan aportar estas entidades. El crédito para empresas es esencial para que estos entes crezcan.

En la misma medida, organizaciones como la OCDE consideran a las empresas como la “columna vertebral de las economías” y a los emprendedores y sus compañías como piezas fundamentales en el crecimiento pues ofrecen hasta el 70% de los medios de sustento a los empleados.

Debido a al rol que desempeñan las empresas, su crecimiento se vuelve algo necesario para lograr cumplirlo. Sin embargo, en la práctica, es más complicado de lo que se cree. Es por ello por lo que muchas empresas recurren al financiamiento.

El acceso a crédito, sin embargo, está considerado por las empresas mexicanas como una de las barreras de crecimiento más importantes a las que se enfrentan.

Los empresarios pueden disponer de diversas fuentes de financiamiento. Escribimos un artículo al respecto aquí. Si dentro de esas fuentes te has decidido por tramitar un crédito ante una institución financiera, es necesario que sepas los tipos de crédito a los que tu empresa puede acceder.

Existen diversas instituciones que ofrecen diferentes tipos de crédito para empresas, algunos se distinguen por características o valores agregados de estos.

¿Cuáles son los tipos de crédito para empresas?

Antes de solicitar algún crédito o préstamo empresarial se recomienda analizar para qué será usado. Para las empresas, adquirir deuda muchas veces representa la base para crear, progresar y, eventualmente, crecer. Por ello se vuelve imprescindible conocer las implicaciones, pero también el destino que tendrá el dinero. Después, se debe evaluar cuál es el tipo de préstamo que mejor se acopla a los objetivos.

Préstamo prendario

Se trata de un préstamo que ofrece una organización financiera a las empresas y que el dinero ofrecido equivale a un porcentaje del valor de algún bien que se entrega en garantía de pago, convirtiéndose en una prenda.

Crédito simple

Existen varios tipos en los que cambian algunas condiciones generales del servicio, pero esencialmente es un crédito otorgado a empresas y puede ser destinado, para la cualquier necesidad de una empresa.

Crédito de Habilitación o Avío

Es un producto de crédito muy específico que tiene como destino la adquisición de materiales, materias primas o gastos de explotación, y se enfoca en cubrir necesidades de capital que puede tener una empresa.

Créditos Refaccionario

De la misma manera que los de Avío, los Créditos Refaccionarios tiene como meta el financiamiento de adquisición, reposición o sustitución de maquinaria, entre otros activos.

Leasing

Se utiliza para financiar la adquisición de activo fijos, del tipo de maquinaria, vehículos, inmuebles y activos intangibles como software. Se cuenta con la ventaja del financiamiento del valor y los impuestos.

Factoraje

Consiste en la adquisición de los derechos de crédito de activos que se tengan a favor por un precio determinado.

Crédito de liquidez

Es un préstamo que contempla dejar, como garantía de pago, algún bien inmueble de la empresa. Esta es una de las alternativas con menos comisiones debido a la lo que conlleva dejar un bien como promesa de pago.

Si quieres saber más sobre este tipo de crédito, puedes descargar nuestra guía: Consideraciones para créditos con garantía inmobiliaria.

1 comentario

Deja un comentario