Para saber cómo enfrentar crisis económicas, quizá deberíamos empezar por saber cómo NO enfrentarla. La peor manera de hacerlo es con Pánico.

El pánico te paraliza y no te deja pensar ni actuar.

Anteriores crisis económicas mundiales

Empecemos por reconocer que la economía se mueve por ciclos, sí, ciclos económicos que suelen durar, en esta época moderna, lapsos o períodos de entre 7 u 8 años.

Este video te puede ayudarte a entender más los ciclos económicos.

La última crisis registrada fue la Hipotecaria en EUA  en el año 2008.

Después de ella, vino el ciclo expansivo económico más largo de la historia en ese país. 129 meses de crecimiento económico continuo.

Algunos analistas piensan que si este período recesivo por el que atravesamos se hubiese dado en 2016 o 2017, las consecuencias no hubieran sido tan “aparatosas”.

Características de las crisis económicas

Para tranquilidad de nuestras PyMES y de nosotros mismos, tenemos que reconocer que toda “crisis tiene 3 características”:

  1. Tiene una solución,
  2. Tiene una fecha de caducidad
  3. Nos deja algún aprendizaje.

Lo cierto es que con crisis o sin ellas, para perdurar en los negocios debemos volver a lo básico:

  • Trabajar muy duro.
  • Ahorrar (optimizar/eficientar).
  • Invertir de manera inteligente.

Crisis económica actual

A diferencia de crisis económicas pasadas, esta se deriva de un problema de salud, y no de una crisis financiera, por lo que la recuperación pudiera ser proporcional a la caída en término de tiempo (una vez que se resuelva el tema de salud).

Reconozcamos que nunca en la historia el ser humano había tenido acceso a tanta información (cierta o falsa). Es justo la falta o el exceso de información lo que genera “miedos”.

Particularmente el exceso de información hace “sobre reaccionar a los mercados”.

Quizá una de las enseñanzas más grandes en este “tropezón económico”, es que “las penas con pan son menos”.

A poco más de 3 de tres meses del “encierro económico”, es muy diferente la situación actual de aquellas empresas que las tomó con una posición “fuerte” en sus Tesorerías (con más liquidez), que aquellas PYMES que estaban muy “cargadas” a activos menos líquidos (cuentas por cobrar o Inmuebles), o peor aún muy “apalancadas.

Recomendaciones para enfrentar esta crisis económica

Hoy más que nunca es momento de “monetizar nuestro patrimonio”.

De nada sirve tener muchas cuentas por cobrar, maquinaria o activos fijos (inmuebles) si no contamos con la LIQUIDEZ suficiente para aprovechar las oportunidades que se avecinan.

Sin duda la liquidez será el “nombre del juego” en el proceso de recuperación de nuestras empresas. Seguramente no todas las PYMES llegarán “del otro lado del río” por lo que habrá sectores o nichos desatendidos cuando vuelva “la calma” a los mercados.

Hay que estar preparados, con las “velas ajustadas” para cuando el viento vuelva a soplar a nuestro favor. Por lo pronto, identifiquemos y reconozcamos las fortalezas de nuestras empresas, enfoquemonos en ellas y eliminemos lo que no ha funcionado en este momento recesivo.

Cuando el momento económico “es bueno”, no es fácil encontrar esos procesos, departamentos o personas que NO agregan valor a nuestros Clientes y por ende para nuestra empresa. Es justo en las “crisis, cuando es más fácil identificarlos, re alinearlos o de plano, eliminarlos”.

No dudes en contactarme si buscas la “liquidez inteligente o funcional” (smart money) para aprovechar esas múltiples oportunidades que empiezan a “asomarse en el horizonte”.

Personalmente creo que lo peor ya pasó, y es momento de levantarnos, sacudirnos y tomar de frente ese viento que empezará a soplar en las próximas semanas.


Para seguir aprendiendo más sobre la administración de los riesgos empresariales, no olvides revisar otros artículos que tenemos en este blog: https://edu.cualli.mx/?s=riesgo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: