Qué es un fideicomiso de garantía, puntos relevantes y beneficios

Qué es un fideicomiso

El Fideicomiso es un contrato por medio del cual una persona llamada fideicomitente, transmite ciertos bienes y/o derechos a la Institución Fiduciaria, para que éste los administre en los términos pactados, haciendo llegar los beneficios del mismo a un tercero llamado fideicomisario. 

Es importante mencionar que se pueden constituir fideicomisos para todo y para todos. La única limitante es que el propósito del fideicomiso sea lícito y posible.

En México se encuentran regulados en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, Capítulo V Sección Primera del artículo 381 al 407.

Partes de un fideicomiso

Como se puede observar en el concepto de Fideicomiso, existen tres partes importantes para que este se pueda constituir:

  • Fideicomitente, que siempre será el titular de los derechos que transmita o el propietario de los bienes, según corresponda.
  • Fiduciario, será la institución que se encargará de administrar los bienes que se aporten al fideicomiso. Generalmente son Instituciones de Crédito, Instituciones de Seguros, Instituciones de Fianzas, Casas de Bolsa o  Sociedades Financieras de Objeto Múltiple. En este sentido, la titularidad de todos aquellos bienes o derechos pasará a nombre de la institución fiduciaria mientras esté vigente el fideicomiso.
  • Fideicomisario, es el beneficiario, pueden existir tantos quieran en un fideicomiso y siempre estarán identificados con grados de preferencia sobre el patrimonio del fideicomiso.

Debido a que se pueden constituir fideicomisos de todo y para todos, existen diversos tipos de Fideicomiso, el día de hoy nos enfocaremos en el Fideicomiso de Garantía. Explicare brevemente qué son, la forma de constitución y los beneficios que tienen. 

¿Qué es un fideicomiso de garantía?

En el Fideicomiso de Garantía, es en el que el Fideicomitente transmite la propiedad de bienes y/o derechos al fiduciario para garantizar con los mismos, a un Fideicomisario, el cumplimiento de una obligación, ya sea propia o de un tercero, generalmente derivada de un contrato de crédito. 

Como se comentó en un principio se pueden aportar Bienes o Derechos al fideicomiso. En el caso de este tipo de fideicomisos, es muy común aportar inmuebles. Con ellos se garantiza la obligación, generalmente derivada de un contrato de crédito. Existen algunos puntos que es importante tomar en cuenta para su constitución, así como para tenerlos presentes durante la vigencia del mismo, estos son: 

Puntos relevantes para constituir fideicomisos de garantía

  1. Cuando al fideicomiso de garantía se aporten inmuebles, este debe estar formalizado ante Notario Público, para que dé fe pública del acto, y pueda enviarlo a inscripción al Registro Público, con la finalidad de darle publicidad al acto ante terceros. 
  2. Dependiendo del lugar en donde se encuentre ubicado el inmueble, la notaría tendrá la obligación de solicitar documentación extra. Esta con la finalidad de acreditar ante el Registro Público la facultad de poder constituirlo y quede debidamente inscrito en el mismo.
  3. Al momento de que el contrato de fideicomiso quede inscrito en el registro público correspondiente, el inmueble pasará a ser propiedad del Fiduciario. En ese acto el nombre del propietario del inmueble cambiará hasta que desaparezca el contrato. 
  4. El propio fideicomiso debe manifestar los supuestos a través de los cuales se revertirá la propiedad  al propietario original, o bien las formas de terminación del mismo. Puede ser por incumplimiento de las obligaciones pactadas. En este caso se llevará a cabo a través del Procedimiento de Enajenación Extrajudicial que quedará pactado dentro del mismo Fideicomiso, en una sección especial. También peude ser porque el Fideicomisario sea una persona diferente al Fideicomitente. Para todos estos supuestos se deberá solicitar autorización al Fiduciario, pues este será quien instruya a cualquier tercero para poder celebrar el acto jurídico a través del cual se dé por extinto o modificado el fideicomiso. 
  5. Dependiendo del lugar en el que se encuentre el inmueble, la constitución de un fideicomiso puede resultar más onerosa que garantizar un crédito con una hipoteca, debido a que requiere más requisitos para su constitución. Estos gastos son absorbidos por el Fideicomitente. 

Beneficios

Si bien es cierto, el Fideicomiso es una figura complicada para su constitución, es una herramienta muy útil para dar protección a las partes que intervienen. Para el Fideicomitente porque su patrimonio queda blindado ante terceros, pues no se podrán realizar actos en contra del inmueble mientras este se encuentre a nombre del Fiduciario. Para la persona a la que se le garantizarán las obligaciones, en el sentido de que podrá ejecutarlo de una manera más rápida y expedita. Incluso puede ser en la vía privada. Sin que para solicitar la propiedad del inmueble o los derechos aportados al fideicomiso tenga que iniciar alguna acción judicial.

1 comentario

Deja un comentario